Panes

a Carlos A. López

La dicha del pan es multiplicarse.
En un idioma lejano los hombres son panes:
sólo las manos los dividen sin herirlos.

El pan es semilla agua fuego y aire,
al elevarse dentro del horno comulga
la ternura de la carne y la tenacidad de la roca;

y hasta la más pequeña migaja que cae
a la tierra propaga la humanidad
de los puños etéreos que lo trozan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s