Cancerófoba

Como los hombres que he amado
un día te volverás en mi contra,
me desconocerás desde dentro
y me verás como un enemigo.

Lucharás contra mí a diario,
y tratarás de ganar una batalla
donde al enfrentarse se confunden
los soldados de ambos ejércitos.

Pero no sé si quiera luchar contra ti,
no sé si, después de haber visto
que se ganan apenas unas horas
para agonizar hasta la demencia,
quiera seguir intentando una tregua.

No sé si entonces te amaré tanto
a ti, a una casa o al sufrimiento
para aferrarme a quien al darme vida
me traiciona desde mi nacimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s