Todos los caminos que no llevan a casa: La cosa perdida

Liberoamérica

Estar perdido es estar fuera de casa o del camino que lleva a ella; entendiendo como casa a aquel sitio que amamos, del que nos sentimos o somos parte. Así, pues, estar perdido es no estar o estar ausente, sea de ese propio sitio o de nosotros mismos, asumiendo también a nuestro cuerpo como nuestra propia casa: es no saber dónde estamos ni cómo encontrar el camino de vuelta, puesto que a veces tal camino ya no existe. Es por ello que la memoria, en ese proceso de búsqueda, juega un papel importante: es nuestro mapa; aun con todo, hay siempre sitios y emociones desconocidas por nosotros, espacios donde podemos sentirnos, por estas mismas razones, perdidos.

En consecuencia, cuando uno se pierde, se desconoce y al desconocerse pone en duda todo aquello de lo que creía formar parte; o bien, cuando uno pierde aquello de lo que creía formar parte…

Ver la entrada original 494 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s