Cuatro poemas de Patricia Arredondo (México, 1988) ~

Digo.palabra.txt

ee51e134a15118fc62e0399a74a31426Owen Gent

Sacrificio

No sé cuántos cerdos sacrificó mi abuela para construir su casa, el dolor cimientó su resistencia. Ella nos crio a mi hermana, a mí y a los puercos y tuvo siempre mano dura (el hambre le enfrío la sangre). No vacilaba al sacrificar a sus animales, al cercenar con el cuchillo los pescuezos de las gallinas, cuyas cabezas se le quedaban entre las manos mientras los cuerpos, al último espasmo, corrían aterrorizados. Encerrada en otro cuarto, mi hermana lloraba por la crueldad de mi abuela y yo solía observar desde la puerta la sangre tibia haciendo su camino hacia la coladera, cómo sumergía los restos en agua hirviendo, les arrancaba a tirones las plumas, ponía a cocer el caldo y repartía los cadáveres en nuestros platos. El dolor nos ha dado casa y comida, lo sé al ver cómo mi hermana a la mesa ensaya los cortes…

Ver la entrada original 437 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close