Sacrificio

Mi tía traicionó a su cuerpo
el día que murió mi abuela;
como otras veces se bebió
las sobras de un solo sorbo.

A diferencia de los suicidas,
no buscaba un lenguaje propio
ni reparar una vieja herida.

Acostumbrada a sacrificarse
siempre por los otros, se salvó
porque ése era nuestro deseo.

Negados a la muerte creíamos
que vivir era lo propio de la vida.

1 comentario en “Sacrificio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close