Acerca del perdón

El arañazo sigue abierto,
pero si no lo juzgo, no duele.

Para cuando el gato vuelve
al lado del plato ya es otro día.

A veces, la garra o la mano
están en sitios incorrectos.

O en tal sincronía, que fácil
uno hiere y otro es el herido.

No hay maldad intrínseca
en ninguno de sus actos.

Mi carne sigue siendo carne,
y no por herida eterna víctima.

Al fin, el daño es como un baile:
a fuerza necesita a dos en la pista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close